Músculo flexible de nitinol.

Dr. Armando A. Rivas Valencia.         Ilustraciones realizadas por Arq. Jessica Ivette Gavidia Carranza.

              Se construyen músculos con las mismas formas y características de cada uno de los músculos del cuerpo humano. Para esto se emplean cables de flexinol los cuales tienen la ventaja de contraerse en un 30% de su longitud (muy similar a las fibras musculares humanas). Se cuenta con cables muy finos (0.02 mm) lo que permite disponer varios cables dentro de un mismo músculo (tabla 1).


Tabla 1. Propiedades del cable de flexinol.


              Se hace un molde con la forma del músculo que se desea copiar y se coloca una primera capa de silicon resistente al calor (figuras 1 y 2).


Fig. 1. Molde de un musculo específico del cuerpo humano.


Fig. 2. Se coloca una primera capa de silicon resistente al calor.


              Se depositan varios cables de flexinol en el molde. El número de cables será según la fuerza que debe realizar el músculo (figura 3).


Fig. 3. Cables de flexinol que quedarán dentro del silicon.


Y se añade la otra capa de silicon (figura 4).


Fig. 4. Flexinol dentro del silicon termo-resistente.


              El silicon le da la forma al músculo y mantiene ordenados los cables de flexinol. Una vez que se endurece el silicon se extrae del molde (figura 5).


Fig. 5. Se extrae del molde.


              Los extremos de los cables de flexinol se soldan a una pequeña placa metálica que está fija a un tendón de inserción hecho de nylon (figura 6). El nylon tiene características de resistencia y elasticidad muy similares a las del tendón humano.


Fig. 6. Estructura de los extremos del músculo artificial.


www.cirugiaOncologia.com

Dr. Armando A. Rivas Valencia.
Cirujano. Oncólogo. Ingeniero en Computación.